Seleccionar página

Cada persona tiene necesidades y gasta de forma diferente. Sin duda el ahorro debería ser una de las prioridades y metas para alcanzar la libertad financiera. Se puede decir que lo ha logrado una vez que puede salirse de casa de sus padres y vive de forma independiente.

Finanzas personales al ser independiente

Sin embargo la forma en que ahorra y organiza sus finanzas personales cambia en cada etapa de su vida y una vez que se independiza debe reordenar sus prioridades.

Mucho dependerá si vive solo, si se ha mudado con su pareja, si tiene hijos, etc. Algunos de los cambios que hará serán los siguientes.

Congruencia con sus necesidades

Sus finanzas deben estar de acuerdo con el estilo de vida que desee llevar. Si tiene planes de comenzar una familia sus finanzas deben estar preparadas. En caso de que decida vivir con su pareja deben organizarse para saber qué roles tomará cada miembro tanto en actividades como en los pagos.

Cuando los ingresos no son suficientes para el estilo de vida que quiere tener, puede replantearse hacer crecer una familia o puede conseguir más dinero.

Primero piense en usted

Aunque puede parecer algo egoísta, realmente no lo es. Cómo cree que puede ayudar a los demás si usted mismo no tiene dinero suficiente. Primero debe tener unas finanzas suficientemente fuertes para poder pensar en los demás. De otra forma si trata de ayudar a los demás no será realmente una ayuda, ya que no puede ni tener estabilidad usted mismo.

Su principal prioridad debe ser adquirir nuevas habilidades, mejorar su situación actual e ingresos. De no ser así se perderá posibles oportunidades.

Conocer los límites

Aún teniendo el dinero disponible muchas veces no se puede usar como se desea. Se deben considerar las responsabilidades que se tienen. Con un presupuesto podrá ver a dónde debe destinar sus ingresos y sus gastos. No importará si desea irse de vacaciones, cualquier plan o meta que se proponga deberá mover sus finanzas para hacerlo posible.

No espere a las crisis

Los problemas financieros se presentan cuando no tiene dinero para hacer frente a eventualidades. No se espere a que lleguen este tipo de situaciones para pensar en formas de protegerse o prepararse. Comience deshaciéndose de gastos que no son necesarios como los gastos hormiga. Trate de vivir dentro de sus posibilidades y no se endeude a menos que sea completamente necesario.

Inicie un ahorro para emergencias o incluso contrate un seguro para su patrimonio y para su salud. Mientras esté protegido para estos imprevistos cualquier eventualidad no será un golpe duro a sus finanzas.

Cambie patrones

Las personas que tienen menos gastos consideran que no es necesario poner en orden sus finanzas, ya que probablemente no es mucho dinero que manejar. Lo que no saben es que no importa cuánto dinero se gane, la buena administración puede hacer que el dinero rinda y hasta se duplique. Nunca es tarde para comenzar a aprender sobre finanzas personales y cambiar patrones que le han venido perjudicando en las finanzas.

Comentarios

comentarios