Seleccionar página

Podemos tratar de hacerle creer a las demás personas que nos encontramos económicamente bien. Probablemente nos hace ver como personas con más estabilidad económica o poder adquisitivo. Tratar de aparentar algo nos puede llevar a crear mentiras del dinero para poder gastar más.

Mentiras del dinero

Lo importante no son los demás, sino estar bien con nosotros, el problema viene cuando nos mentimos a nosotros mismos.

1. Mi salario no es suficiente

La mayoría cree que no gana lo suficiente, y por ello no ahorran, no invierten o no compran ciertas cosas. Sin importar si usted cuenta con un gran salario o uno modesto, es posible hacerlo. Sin importar la cantidad, tiene la capacidad de ahorrar, invertir y usarlo en otra cosa, siempre y cuando organice su presupuesto.

2. En un futuro obtendré más dinero

Saber mucho lamentablemente no siempre es sinónimo de ganar mucho. Sobre todo cuando se trata de ser una persona experimentada en nuestra área. No es imposible sin embargo no puede vivir pensando que tal vez mañana sea mejor. Tome acciones hoy para mejorar sus finanzas sin importar si mañana ganará más o no.

3. Tomaré un poco de mis ahorros y luego lo repondré

Esto ocurre más comúnmente cuando nuestro ahorro no tienen algún fin. Como no sabe a que será destinado, le parece fácil tomar un poco de dinero, pero no le parece fácil regresar el mismo.

Ahorre pero con el propósito de cumplir sus objetivos. De esta manera lo pensará dos veces antes de tomar un poco de ese dinero. Si se encuentra haciendo un ahorro de emergencias entonces recuerde reunir lo que gana al menos en tres meses.

4. Si quiero ganar más, debo trabajar el doble

Muchas veces, quedarnos horas extras en la oficina o llevar trabajo a casa no es un signo de que su salario aumente. Debe aprender a hacer su trabajo efectivo. Puede pasar más horas de las debidas, pero quizás muchas de ellas sean tiempo muerto. Aprenda a planificar sus horas de trabajo y convertirse en una persona eficiente.

5. Mi trabajo está bien, pero no me gusta

La seguridad financiera es vital, pero contar con un trabajo en el que tenemos un gran salario no significa que tendrá mejores finanzas. Las buenas finanzas dependen de una buena administración. De hecho las personas que ganan más, tienden a gastar aún más de lo debido.

6. La vida no es justa conmigo

Puede que sea verdad, pero no es una cuestión personal y sobre todo no es necesario algún drama. No hay a quién o a qué culpar sobre eso, lo único que resta hacer es tomar acciones. Analice sus finanzas, recorte gastos innecesarios, realice un presupuesto y respételo, ahorre, no es tan difícil como parece.

7. Solo lo puedo pagar a meses

Una de las mentiras más comunes. Adquirir bienes solo porque estos se encuentran a meses sin intereses. No caiga en esta trampa, analice las cuotas que debe dar y sobre todo si no es la única compra que ha realizado.
Las tarjetas de crédito deben quedarse en casa, siempre que vaya de compras cuente con el dinero en efectivo o bien, use su tarjeta de débito.

Si identifica que se dice a sí mismo una o todas estas mentiras, es momento de tomar acciones respecto a sus finanzas.

Comentarios

comentarios